EMBED

En nuestro grupo de Facebook, Fernando (Malaventura) nos comentaba el otro día:

Acorde con algunos comentarios leídos sobre como estamos sobrepasados por la multi-centuplicidad al cuadrado de tendencias audiovisuales que cuentan con una gran acogida por parte de millones de personas sin tener muy claro el porqué, quiero compartir un descubrimiento que hice hace algún tiempo: La proliferación de vídeos en Youtube de gente susurrando, haciendo cosas anodinas "detrás" de la cámara, ojeando revistas, mostrando objetos vulgares, etc. lo llaman ASMR y su función parece ser la de una suerte de valium embebido en el tejido "del internet", barbitúrico audiovisual . Este es uno de sus videos más vistos, un secador de pelo en acción (+2millones de visitas).

Lo cierto es que 'la nada' es usado de forma totalmente tendenciosa en el título del post (ouch!). Cuando alguien se toma la molestia de recopilar banalidades y agruparlas entorno a un vídeo (como en este ejemplo de estornudos) quizás no sea simplemente 'la nada'. El ASMR que menciona Fernando, es en realidad un fenómeno conocido en castellano como "Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma" del que hay mucha literatura en Internet y pocas investigaciones científicas. No obstante, el catedrático David Huron, quien imparte clases en la Escuela de Música de la Universidad de Ohio, declaró que el ASMR y la sensación de «escalofrío» son diferentes y que «el efecto [ASMR] está clara e intensamente relacionado a la percepción de no amenaza y atención altruista» (fuente Wikipedia).

Será por eso quizás que, al margen de lo que cualquiera considere banal, o al margen de que un grupo de científicos investigue este fenómeno desde un punto de vista neurológico, lo que parece seguro es que que, como dice también Andreu Meixide (citando a Felix Pérez Hita), hay una generación que ha aprendido a «utilizar youtube como espejo de la ceninienta». Y en el fondo, como en esta pieza de Flor Aliberti, lo único que buscamos en ocasiones es sentirnos menos solos. Es decir, usar Youtube para construir una vida en común (aunque implique un gasto un poco de electricidad, en el caso del secador).

Leave a Reply