EMBED

 

12793

Ayer circulaba por redes sociales esta imagen de Rajoy presentando un acto en FITUR. La imagen contiene los elementos perfectos para viralizarse: política, humor y...remezcla. Al tratarse de  una imagen manipulada, pronto varias páginas webs como Gonzoo o Genbeta se apresuraron en documentar el fake. Incluso Gaby Castellanos (muy conocida en el mundo del social media)  escribió un post aleccionando sobre cómo contrastar la información...

Resulta interesante lo escandaloso que suele resultar un fake. Cada vez que se descubre una mentira (como en este caso, una manipulación visual) siempre está el que corre raudo y veloz para matizar que "no es verdad". Porque...¿por qué se ha viralizado esta imagen? Sabemos que hay gente que ha reenviado la imagen creyendo que era "real", que efectivamente Rajoy y su equipo habían publicado una imagen en la que se dejaba leer SpainWTF sin siquiera hacer una broma. Y luego sabemos que hay personas que aún sabiendo que "no era real", han decidido reenviarla por lo gracioso de imaginar que podría ser verdad. En ambos casos hay algo en común: la imagen no parece inverosímil.

Es decir, Rajoy es un presidente que ha salido a dar declaraciones en una pantalla de plasma. Es un presidente que ha negado múltiples y aparentemente evidentes casos de corrupción. De alguien que vive instalado en el fake como forma de comunicación pública,  no parece extraño esperarse casi cualquier cosa. ¿Qué es más inverosímil? ¿Esta imagen de Rajoy o el hecho de que hayan negado todo lo que tenía que ver con una contabilidad B? Esa es la cuestión.

Así que en vez de aleccionar sobre lo que es real o lo que es fake y en vez de pensar que vivimos tan estupidizados que no somos capaces de contrastar una fuente, quizás deberíamos preguntarnos cómo es que en España tenemos un gobierno tan de coña que esta imagen nos parece verosímil.

Leave a Reply