¿Qué hace un GIF como tú en un sitio como este?

«Imagínese un hombre sentado en el sofá favorito de su casa. Debajo tiene una bomba a punto de estallar. Él lo ignora, pero el público lo sabe. Esto es el suspense.»

tumblr_myshhwa9Va1s9y3qio4_250

Si sustituimos ‘debajo’ por ‘al lado’ y ‘bomba’ por ‘bol de gusanitos’ tenemos más o menos el mismo axioma que proponía Hitchcock. Sin embargo, en esta ocasión el recipiente no es el cine, sino el GIF.

El GIF, por su reproducción circular, permite la repetición del instante decisivo, el estallido de la bomba/caída de los gusanitos. Este GIF, como muchos otros, apela a la espectacularidad anti-espectacular, a la torpeza física del slapstick, al instante concentrado y luego expandido en la repetición. Y quizás, muy en el fondo, a la fascinación por la imagen muda. Gusanitos, lo mejor es que no te pasa a ti.

Si el formato no permite bucles más largos es porque la compresión de las imágenes no es muy buena. Y por su brevedad, queda fuera el relato que lleva al momento de la explosión espectacular. Tanto en el lenguaje cinematográfico como en el televisivo se ha tendido a espesar y multiplicar este momento, sujetándolo con las varillas endebles de la narración de la ficción o de la noticia en el telediario. En el GIF no existen estas coartadas. Sus espacios narrativos se encuentran fuera de él; en nuestra capacidad para fabular, crear historias, imaginar y construir relatos desde los márgenes. Como los fans de Harry Potter que escribían relatos off the record dentro del universo, los GIFs activan nuestra capacidad de imaginar, de reconstruir lo que pasa antes y después del instante visible. Una práctica muy bonita se encuentra en Reddit bajo la etiqueta /behindthegifs: reconstruyen lo que ocurre antes o después de cada instante representado. El GIF compone un escenario y las historias se forman en torno a los imaginarios compartidos.

Algunos artistas trabajan con el formato, también hay usos estéticos como en Visual404, y periodísticos como los de Eldiario.es. Pero el GIF que más abunda es el que se agota en sí mismo tras la sonrisa. Piensa un número; la producción diaria de GIFs seguro que excede con mucho a esa cantidad. De hecho, pedirle a alguien una taxonomía de los GIFs basura es como dar una regla escolar a un astronauta y pedirle que mida la expansión del universo a cada hora.

 

Taxonomía de los gifs basura

 

1. JAJA

Estos son los GIFs de risas.

agachate

Esta categoría se concentra principalmente en mostrar a personas haciendo el ridículo. Hacerlo está muy bien, reírse del ridículo de otros depende de tres variables. Espectacularidad de la maniobra: cuanto más arriesgada y terrible sea la misión que el protagonista del GIF quiere llevar a cabo, más sonora la carcajada cuando fracase miserablemente. Intensidad del ridículo: pongamos que estás observando a un señor muy inglés que está de pie en el andén de la estación de trenes, una chica se acerca para preguntarle algo y el señor se gira dando indicaciones justo en el momento en el que un tren de alta velocidad pasa por su lado. El señor se asusta visiblemente. Risas. Si, por el contrario, el señor pierde el pie al girarse y cae en el hueco entre el tren y la vía siendo descuartizado, no hay risas. La simpatía que despierta el personaje. Bush, rodeado de los mejores jugadores de la NBA, intenta botar un balón y no lo consigue. En caso de que el protagonista del gif sea famoso, su fama nos predispondrá en una dirección u otra, y seremos capaces de soportar una mayor o menor carga de intensidad del ridículo.

2. OOI

Esto son los GIFs de animales haciendo cosas adorables.

A estas alturas debe andar bastante claro que el GIF ataca a los bajos instintos. Chris Marker dedicó sus últimos años a trabajar sobre la estética de lo digital, sin embargo su profecía más certera sobre la web fue el gato escuchando música. Los animales humanizados, como el perezoso a lo Emmanuel en la hamaca o el gato dormilón son el día a día.

3. AAY

Estos son los gifs de castañazos.

Tiene que haber un buen motivo para que la intensidad del ridículo se desborde y el protagonista del gif se pegue una buena piña produciendo humor. Imaginen que vuelven de trabajar tras una dura jornada, vives en una gran ciudad y tienes que coger el transporte público para llegar a casa. Todo es gris en tu vida, y mientras subes las escaleras mecánicas para cambiarte de línea ves a un tipo lo suficientemente mayor como para deslizarse hacia abajo por la escalera que sube. Que se pegue una piña descomunal es gracioso por la actitud del muchacho.

4. ¿EH?

Estos son los gifs de corte absurdo.

En esta categoría no hay reglas, solo hay que dejar volar la imaginación y realizar lo más extraño que se te ocurra. Podríamos decir que esto es lo más parecido al cine japonés de serie b que se mueve en el GIF basura.

El meme, como unidad mínima cultural, es el detritus de la cultura global. Dentro, el GIF, como espacio de representación basura, es tensado en distintas direcciones. Durante su uso, se ponen en funcionamiento imaginarios cada vez más centralizados en algunos espacios de conexión, poniendo al descubierto las preocupaciones, los intereses y los gatillos del humor de las sociedades. Porque, ¿y si al final uno de los indicadores de la salud de una sociedad se mide por la calidad de sus memes?

Código fuente audiovisual de Xosé A. Touriñán

CFA X.A. Touriñán Ha sido el primer Código fuente audiovisual que se hace en gallego, y nos gustaría hacer más en otras lenguas peninsulares. El pasado 26 de abril, en el I Festival de webseries Carballo Interplay, el cómico Xosé A. Touriñán desplegó durante algo más de una hora un conjunto de referencias que van de lo personal a lo colectivo a través de un imaginario audiovisual que define la identidad gallega y la proyecta con todos sus tópicos. Partiendo de los vídeos publicitarios de las grandes marcas y siguiendo con los que hacen los amateurs en su casa para dar a conocer Galicia, Touriñán cuestiona todo este imaginario al borde del friquismo y confiesa que, más que el paisaje, es el paisanaje el que lo inspira a la hora de crear personajes y hacer humor en televisión.

Xosé A. Touriñán se ha convertido en pocos años en una de las caras más conocidas de la Televisión de Galicia, donde ha interpretado personajes para programas de variedades y teleseries. Ha llevado su humor a formatos como programas nocturnos, sketches, comedias de situación y espacios divulgativos. En la actualidad podemos verlo en el programa de la TVG «A casa da Conexa» y en la serie «Era visto». Y próximamente en las pantallas de cine con la película «Los fenómenos».

Código Fuente Audiovisual en el 16 festival ZEMOS98: Remapping Europe

Un año más, el Código Fuente Audiovisual estará presente en el ZEMOS98 de Sevilla con dos propuestas que se enmarcan en el eje temático del festival en esta edición: el imaginario cultural y mediático en torno a la idea de Europa y la necesidad de deconstruirlo y remezclarlo, en este caso, a partir de las imágenes. Eso será lo que hagan Abu Ali, Ayşe Akalın y Kheraba Drame junto a Carlos Delclós en las dos sesiones que acogerá el Teatro Central de Sevilla este miércoles 9, el jueves 10 y el viernes 11 de abril, respectivamente. Habrá streaming en directo.

Hackeando el velo

CFA Abu Ali

Las realidades producidas desde los medios de comunicación mediatizan nuestra experiencia directa, creando discursos hegemónicos difíciles de derribar. ¿Cómo intentarlo? Hackear el velo de imágenes impuestas se convierte en un reto ineludible para producir emancipación, para generar un modelo de ciudadanía inclusiva, para tumbar las monumentales esculturas del neoliberalismo y dejar a la vista las sombras que generan.

Abu Ali (Toni Serra) estudió Historia del Arte y Filosofía en la Universidad de Barcelona, edición de vídeo y estética en Film & Video Art en Nueva York, y Análisis de la Comunicación en CUNY Brooklyn College. En 1989 empezó a trabajar en el vídeo como modo de reflexión y crítica de la cultura contemporánea, y también como forma de exploración personal. En 1992 co-fundó los archivos de OVNI donde aún trabaja investigando y programando eventos como Post Sept 11th, Resistances, Colonial Dream, Autonomous Zones.

Lo doméstico es político

CFA Ayşe Akalın

Descubrir los trabajos largo tiempo invisibilizados, los que desde espacios ocultados han permitido los movimientos invisibles de dinero. Traer a la luz a personas que viven una doble discriminación que las sitúa por debajo del umbral de ciudadanía, por ser mujeres y por ser migrantes. Entender que lo doméstico es político; es verter un bote de tinta sobre los conductos de invisibilidad que han permitido construir el dinero como medida universal.

Ayşe Akalın se graduó en la Universidad de Sociología y Ciencias políticas de Boğaziçi. Obtuvo su doctorado en filosofía en la City University of Nueva York. Actualmente es miembro de la Universidad Técnica de Estambul, en el Departamento de Humanidades. Trabaja sobre migraciones internacionales, género, trabajos precarios e inseguridad. También forma parte de la Migrant Solidarity Network.

Imaginarios autónomos

CFA Imaginarios Autónomos

Deconstruir los imaginarios impuestos desde los medios de comunicación para generar autonomía. El movimiento generado en torno a la nave de Poblenou, conocido como Som300, ejemplifica como pocos el modelo en que los medios de comunicación intentan anular la capacidad de generar imaginarios autónomos y cómo estos terminan desbordando los cajones, las marcas impuestas para desafiar las construcciones de la realidad desde la idea de habitar los espacios, de hacerse sencillamente visibles.

Mamadou Kheraba Drame es un lingüista senegalés afincado en Barcelona. Es una de las personas claves dentro del movimiento panafricanista en Cataluña. Es presidente de la Asociación Panafricanista de Barcelona, fue el portavoz de la comunidad conocida como Cal África surgida tras la ocupación de una fábrica abandonada en el barrio barcelonés de Poblenou. Es rector de la cooperativa integral Cal Africa Moving, fundador de la Asociación Artística Lukum Taka y diputado en el Parlamento Negro del Congreso de los Diputados.

Carlos Delclós es sociólogo y profesor de la Universitat Pompeu Fabra, y participa activamente en el movimiento 15M en Barcelona. Su trabajo se centra en temas de migración, desigualdad sanitaria, desplazamientos y conflictos urbanos, organización económica en el ámbito doméstico y profesional y fertilidad. Es uno de los editores de ROARMAG, y colabora con Open Democracy. Sus textos han sido publicados en Democracy Now!, Adbusters, ElDiario.es, Periódico Diagonal, y Cadena SER, entre otros. Hijo de emigrantes españoles, tiene doble nacionalidad, estadounidense y española. Aparte de su labor de activista, investigador y profesor, Carlos tiene un gran interés por la música y ha sido presentador invitado del programa de DJ Rupture, Mudd Up! en WFMU en Nueva York y en Music Beyond Borders de Andy G en KPFT, Houston.