¿Qué sabemos sobre los videoclips de hiphop hechos hoy en España?

venuspluton

Hace justo un año nuestros primos de Venusplutón! se despedían tras ser desde 2008 la referencia para la investigación, producción y experimentación en torno al videoclip en España. Los ciclos, la vida, el voluntarismo, la ausencia de ánimo de lucro, la ausencia de lucro incluso con ánimo… (nada que no nos resulte familiar a todo el que trabaje en el audiovisual) hicieron que el proyecto se acabase,  pero en sus archivos nos queda un montón de material que sigue fresco y vigente, y, lo que es mejor, realizado con pasión y con buen conocimiento de la materia.

Para homenajear a Venusplutón! hoy nos gustaría recordar un texto que precisamente hablaba del anticonocimiento, de la ignorancia provocada por los prejuicios que nos impone lo supuestamente moderno e indie, casi siempre angosajón, y que muchas veces mantiene a la crítica musical o audiovisual de espaldas a fenómenos culturales locales de lo más fresco, popular e interesante. Por la parte musical, el debate está de actualidad gracias al reciente publicación del libro «Indies, hipsters y gafapastas» de Víctor Lenore (parte del colectivo Ecos del Gueto).  Más tirando hacia lo audiovisual, en «No sabemos nada» Marc Prades parte de este mea culpa y de la historia de sus propios prejuicios musicales para hacer un recorrido por el ignorado universo de los videoclips del hiphop español más reciente, nacidos del ecosistema Youtube y de las cámaras móviles. Y se parece mucho a lo que en EMBED hemos venido llamando un Código Fuente Audiovisual.  Desde que vimos este texto en mayo del año pasado lo hemos querido traer de alguna forma para acá. Hoy os pegamos aquí un trozo, pero mejor seguís en su casa original y de paso os dáis por allí una vuelta por el fantástico universo de Venusplutón!.

Una de prejuicios e ignorancia

En Venusputón! poca cabida ha habido para los videoclips de hip hop español. Primero por desconocimiento del género y luego porque sencillamente no nos llegan, no aparecen o no sabemos buscarlos bien. De los pocos que hemos incorporado en el archivo del canal tv: el extraordinario Doppelgänger de Elphomega, realizado por Pedro Márquez y David Triviño de Modularestudio, y Boogaloo del zaragozano Kase O. Jazz Magnetism, histórico del género, realizado por Kote.

El prejuicio habitual: el hip hop, el rap o el R&B contemporáneo de aquí audiovisualmente imita, y mal, lo que se hace en Estados Unidos y el mundo anglosajón, con menos inventiva y sin un discurso propio característico, y además lo que se hace allí, por masivo, repetitivo y mainstream, no lo encontramos relevante, salvo honrosas excepciones (la última: el estreno del nuevo vídeo de Kanye West, New Slaves, proyectándolo en diversos espacios urbanos de todo el mundo). Prejuicios malvados.

Y luego está la ignorancia: en mi caso la educación musical ha partido del indie de los años 90, y como mucho me llegaba el hip hop para blanquitos de los Beastie Boys y rarezas universitarias como De La Soul, dejando a parte bombazos inevitables de atender como Public Enemy, claro. Para el recuerdo me quedo con uno de los primeros discos que me compré, editado en 1989 titulado Madrid Hip Hop, que se ve que fue uno de los primeros recopilatorios sobre la movida de la época, con bandas como QSC, D.N.I, Estado Crítico o Sidicato del Crimen. No tenía demasiado éxito con las chicas, así que este hitazo se convirtió en mi perfecta y ridícula venganza:

» Juana de Sindicato del Crimen (1989)

Pero de golpe y porrazo, casi 15 años más tarde, una vez digerido el empacho indie de chiquillo urbano de clase media que ha preferido el soul y el jazz de los años 50, 60 y 70 a lo que hace la comunidad negra norteamericana hoy (porqué sí, qué se le va a hacer), y después de conocer por encima a 7 Notas 7 Colores, Sólo los Solo, Hablando en Plata, SFDK o Mala Rodríguez, me encuentro con un vídeo de un tipo de la província de Ávila que se hace llamar Jarfaiter y ¡oh my god!, ahí hay mucha más verdad, autenticidad y crítica a todos los niveles que en mil videoclips indies y que en otros mil de pose y lujo hiphopero. Y decido bucear. Y lo que encuentro es bastante alucinante.

A través de blogs y webs como Erreapé, El último plan B, Hip Hop Directo, SoloHipHop.es o VersosPerfectos, veo que la producción de videoclips y material audiovisual relacionado es apabullante, masivo, extremo. Claro, ¿cómo no van a hacer vídeos si la facilidad de hoy es total (con un móvil mismo) y si la imagen forma parte indisociable, quizás como en ninguna otra música, del universo estético, fardón, reivindicativo y vacilón que representa el hip hop, el rap o como se quiera llamar?

 

Seguir leyendo «No sabemos nada» en Venusplutón!

¿A quién confiamos nuestros materiales audiovisuales en la red?

Blip.tv decidió hace unos meses eliminar todas aquellas cuentas que no tuvieran contenidos episódicos aunque hubieras pagado por ella desde tiempo ha; todas sabemos que Youtube bloquea aquellos contenidos que pueden terminar siendo monetizados y reclamados por multinacionales; Vimeo, aunque parezca más permisiva, te avisa de que si tienes tres reclamaciones por uso de material ajeno te borran la cuenta directamente. Estos tres casos nos llevan todas a la misma pregunta ¿a quién estamos confiando nuestros materiales audiovisuales en la red?

Seguro que a lo largo de estos años de vídeo en internet han surgido miles de intentos de construir repositorios audiovisuales alternativos. Pero muchos de esos esfuerzos por  “tener un servidor de vídeo propio” han ido haciéndose normalmente, o bien para “evitar la copia” (ahí tenemos el caso de los archivos de televisiones diversas), o bien para poder sacar un negocio adelante controlando todo el archivo (como es el caso de las plataformas VOD). Makusi.tv nace con una vocación que no parte ni de una ni de otra opción.

 En Makusi.tv creemos en la autogestión, la creación y empoderamiento desde la base, evitando el monopolio de la información. Creemos en la coherencia continente (plataforma web abierta) y contenido (video libre). Por eso hemos construido una herramienta autónoma creada desde los mismos principios que inspiran nuestras obras, que son el trabajo en cooperación con los movimientos sociales y las autoras y autores independientes. Apostamos por el conocimiento abierto, a través del software libre y las licencias copyleft, y por el respeto al trabajo “de autor» sin someternos a condicionamientos externos a la hora de censurar un producto. La plataforma web será desarrollada exclusivamente con código y software copyleft, el servidor será Linux y la librería de procesamiento de video también será de código abierto producido bajo la licencia GPL.

La iniciativa parte de Eguzki Bideoak una distribuidora de vídeo alternativo, y de Nodo50, un comprometido proveedor de servicio de infraestructuras telemáticas para la contrainformación, sin ánimo de lucro. Están ahora mismo en campaña de financiación colectiva en GOTEO.org y les quedan apenas 10 días para conseguir llegar al mínimo, ¿les echamos una mano? Apoyes o no el el proyecto (que ya está bastante avanzado en cuanto a diseño e infraestructura) en su blog podéis encontrar una interesante encuesta sobre usos futuros de la posible herramienta. Y si no puedes apoyar con dinero quizás sí lo puedas hacer ayudando con datos.

Realmente, la tecnología ya está desarrollada. Lo que faltaba eran plataformas con un carácter cooperativo, abierto y libre de intereses de las grandes corporaciones. Plataformas cuyos principios éticos sean diferentes, no solo porque acepten licencias creative commons, sino porque se comprometan a respetar al máximo cuestiones relacionadas con la libertad de expresión. Plataformas, por qué no decirlo, políticas. Cierto es que Archive.org (que no es precisamente un dechado de amabilidad en su navegación y su gestión) o las indagaciones y avances en torno al Open Video están trabajando en estas cosas. Pero en el estado español no había surgido ninguna iniciativa similar, excepto Adtlántida.tv, que se financió de forma similar y que se encuentra ahora mismo en estado de desarrollo. Esto es lo que pretende ser Makusi.tv.

Código fuente audiovisual de Xosé A. Touriñán

CFA X.A. Touriñán Ha sido el primer Código fuente audiovisual que se hace en gallego, y nos gustaría hacer más en otras lenguas peninsulares. El pasado 26 de abril, en el I Festival de webseries Carballo Interplay, el cómico Xosé A. Touriñán desplegó durante algo más de una hora un conjunto de referencias que van de lo personal a lo colectivo a través de un imaginario audiovisual que define la identidad gallega y la proyecta con todos sus tópicos. Partiendo de los vídeos publicitarios de las grandes marcas y siguiendo con los que hacen los amateurs en su casa para dar a conocer Galicia, Touriñán cuestiona todo este imaginario al borde del friquismo y confiesa que, más que el paisaje, es el paisanaje el que lo inspira a la hora de crear personajes y hacer humor en televisión.

Xosé A. Touriñán se ha convertido en pocos años en una de las caras más conocidas de la Televisión de Galicia, donde ha interpretado personajes para programas de variedades y teleseries. Ha llevado su humor a formatos como programas nocturnos, sketches, comedias de situación y espacios divulgativos. En la actualidad podemos verlo en el programa de la TVG «A casa da Conexa» y en la serie «Era visto». Y próximamente en las pantallas de cine con la película «Los fenómenos».

Documentando ‘la nada’

En nuestro grupo de Facebook, Fernando (Malaventura) nos comentaba el otro día:

Acorde con algunos comentarios leídos sobre como estamos sobrepasados por la multi-centuplicidad al cuadrado de tendencias audiovisuales que cuentan con una gran acogida por parte de millones de personas sin tener muy claro el porqué, quiero compartir un descubrimiento que hice hace algún tiempo: La proliferación de vídeos en Youtube de gente susurrando, haciendo cosas anodinas «detrás» de la cámara, ojeando revistas, mostrando objetos vulgares, etc. lo llaman ASMR y su función parece ser la de una suerte de valium embebido en el tejido «del internet», barbitúrico audiovisual . Este es uno de sus videos más vistos, un secador de pelo en acción (+2millones de visitas).

Lo cierto es que ‘la nada’ es usado de forma totalmente tendenciosa en el título del post (ouch!). Cuando alguien se toma la molestia de recopilar banalidades y agruparlas entorno a un vídeo (como en este ejemplo de estornudos) quizás no sea simplemente ‘la nada’. El ASMR que menciona Fernando, es en realidad un fenómeno conocido en castellano como «Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma» del que hay mucha literatura en Internet y pocas investigaciones científicas. No obstante, el catedrático David Huron, quien imparte clases en la Escuela de Música de la Universidad de Ohio, declaró que el ASMR y la sensación de «escalofrío» son diferentes y que «el efecto [ASMR] está clara e intensamente relacionado a la percepción de no amenaza y atención altruista» (fuente Wikipedia).

Será por eso quizás que, al margen de lo que cualquiera considere banal, o al margen de que un grupo de científicos investigue este fenómeno desde un punto de vista neurológico, lo que parece seguro es que que, como dice también Andreu Meixide (citando a Felix Pérez Hita), hay una generación que ha aprendido a «utilizar youtube como espejo de la ceninienta». Y en el fondo, como en esta pieza de Flor Aliberti, lo único que buscamos en ocasiones es sentirnos menos solos. Es decir, usar Youtube para construir una vida en común (aunque implique un gasto un poco de electricidad, en el caso del secador).

Audiovisual interactivo: contra la linealidad y a por el código

I Love Your Work

En EMBED llevamos ya unos años poniendo el foco en cómo el soporte digital permite ir más allá de la linealidad del vídeo y jugar con la interactividad, el hipertexto, la narrativa procedimental y las crecientes posibilidades que ofrece la web. Primero fueron los webdocumentales en Flash, después los enlaces en Youtube… y hoy en día el HTML5 permite que el vídeo se use de forma orgánica en la web y que, como esta, tenga su código fuente. El cambio de paradigma está sucediendo y se dirige a un punto de inflexión en el que en lugar de  ‘exportar’ piezas audiovisuales las compartiremos en GitHub. Estaremos muy atentos a ello.

Mientras tanto, éstos son los artículos que sobre vídeo e interactividad se publicaron en el anterior EMBED: